Cómo cuidar la piel con la alimentación

zumos
La ingesta de nutrientes con función antioxidante pueden favorecer la salud de nuestra piel.

Hay una relación muy estrecha entre la alimentación que seguimos para la salud, no sólo de nuestro organismo, sino también para nuestra piel. De hecho, una dieta buena y adecuada puede ayudar a rejuvenecer nuestro tejido epidérmico.

Por si no lo sabíais la piel se nutre a través de la sangre, que es la que transporta hasta el tejido, las vitaminas A, B, C y E, así como los ácidos grasos insaturados y las proteínas. Estas últimas son esenciales para una buena estructura epidérmica que son eliminadas durante el proceso de descamación natural que se produce en periodos muy cortos de tiempo –pocos días-. Si sigues una correcta alimentación que aporte nuevas proteínas conseguirás una piel muy fuerte.

Es por todo esto que hoy te daremos unos consejillos básicos para que la nutras con sabiduría y presumas de una belleza natural:

agua

El elemento imprescindible en toda dieta es el agua ya que es considerada como la principal fuente de hidratación que nos ayudará a tener una piel más suave, nutrida y oxigenada. Además, la ingesta de nutrientes con función antioxidante, como pueden ser las vitaminas C y E, pueden favorecer la salud de nuestra piel. Del mismo modo, la vitamina A contribuye al mantenimiento de la misma y de las mucosas y sus precursores, los carotenos, evitan su envejecimiento.

Destacar también, el selenio –como otro potente antioxidante- y los ácidos grasos omega 3 que mantienen la hidratación de la piel.

Alimentos cuyo consumo cuidan nuestra piel:

Frutas y verduras frescas: nuestro supermercado de confianza nos brinda un amplia gama y variedad en cualquier época del año, su alta proporción de agua y, en algunos casos, su alto contenido en vitamina C –repollo, pimientos, brócoli,…-  contribuirán a una buena hidratación de la piel.

verduras

Vegetales verdes: se nos presentan como fuente de carotenos con función antioxidante. El consumo de acelgas, espinacas, el brócoli y el berro, entre otros, serán estupendos.

Pescado azul: el cuidado de nuestra piel depende de su alto contenido en omega 3, por ello es importante comer sardinas, atún, bonito, anchoas o salmón.

Zumos naturales: un gran aliado de la alimentación que ofrece a nuestro organismo variedad de nutrientes; nuestra epidermis se verá recompensada, no sólo con las vitaminas C y A, sino con el agua que portan.

Frutos secos y semillas: muy buenos nutrientes que aportan vitamina E, omega 3 y selenio.

No olvides que, además de seguir una dieta rica en estos alimentos, es importante que deseches los malos hábitos como fumar -ya que envejece- y el exceso de alcohol –deshidrata nuestra piel- . No tardarás en ver los resultados, apúntate a la dieta de la buena alimentación. No olvides que siempre te podemos aclarar cualquier duda, sólo tienes que contactar con nosotras.

One comment

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>